Saltar al contenido

Bulldog Francés, el gemelo del Boston

Bulldog frances

Ver un Bulldog francés es ver ternura y gracia. Y es que este canino se roba las miradas por donde quiera que pasa, solo al ver su rostro se puede apreciar mucha alegría y energía.

Diseñado para ser un perro de compañía, el Bulldog francés, es ideal para estar en casa, ya sea contemplando la naturaleza desde nuestro jardín o para quedarnos el fin de semana viendo películas, este pequeño canino nos llevará a vivir momentos muy agradables, olvidando el estrés y aliviando la ansiedad.

Nuestro pequeño amigo, el Bulldog francés, le encanta la diversión, su carácter tan jovial le permite con toda naturalidad prestarse para largos ratos de buen humor con algunas travesuras, haciendo reír a más de uno a su alrededor.

Todo el que tiene en su casa un Bulldog francés, sabe con certeza, cuanto le gustan los atuendos y accesorios, es como si para nuestro tierno amigo, le encantará vivir en un eterno carnaval.

Es oriundo de Francia, su fecha de creación data de los años 1850; y se dice que es el resultado de varios cruces entre las razas toys bulldogs traídos de Inglaterra con caninos locales de Francia.

Detalles de la raza

Bulldog frances review

Nombre: Bulldog Frances

Tipo: Utilidad

Tiempo de Vida: 12 a 16 años

Altura: 23 a 32 cm

Peso: 11 a 13 kg

Tamaño: Pequeño

Precio promedio: 1.950 USD

Descripción de la raza

Bulldog frances post2

A primera vista la impresión inmediata al ver un Bulldog francés es pensar que es un perro amargado, y es que las apariencias engañan, este perro es una mascota entusiasta que no perderá la oportunidad de alegrarnos el día.

El Bulldog Francés es también una raza braquicéfala, al igual que el Boxer, el Pug, el Boston Terrier, entre otros; por lo tanto, se sabe que padece de problemas respiratorios, debido a su rostro y hocico achatados, algo que también le genera ronquidos.

Su expectativa de vida es de 12 años.

Características físicas

Es una raza de tamaño pequeño, su cuerpo es robusto y bien definido, sus músculos son gruesos y sumado a su pequeño tamaño, le da un toque pintoresco a su apariencia.

El Bulldog francés puede pesar entre 8 y 14 kilos para los machos y cerca de los 11 kilos en las hembras; y puede llegar a medir 30 centímetros.

El color de su pelaje puede variar, se conoce en tonos blanco, negro e incluso marrón o con tonos azulados,

Sus patas son cortas pero bastante fuertes y lo más característico sus orejas, erectas y  puntiagudas, muchos le dicen cariñosamente “orejas de murciélago”.

Comportamiento

El Bulldog francés es un canino por demás inteligente, es un perro juguetón y muy gracioso. Le gusta ser visto por la gente y llamar la atención de todos.

Bulldog frances post1

La relación del Bulldog francés con respecto a los niños simplemente es excelente, los niños les encanta pasar tiempo con él, ya que el Bulldog francés es incansable y puede dedicarse a jugar por horas, lo que sí es recomendable es orientar a los niños a limitarse a ciertos tipos de juegos, como las carreras o algún tipo de actividad que involucre un ejercicio extenuante para el Bulldog francés.

Se adapta fácilmente en pisos y apartamentos, tienden a socializar con las personas, otras razas de perros y otras especies de animales y además son muy apropiados para personas de la tercera edad.

Los Bulldogs francés suelen ser muy cercanos con sus propietarios, son este tipo de razas que muestran gran lealtad y fidelidad, a veces se mostrarán muy dependientes de afecto y compañía, así que tendremos que orientarlos un poco a fin de que el perro pueda ajustarse a todo tipo de situación.

Tipos de Bulldog Francés

Los Bulldog francés no tienen clasificación como tal, solo existen diferencias entre los ejemplares con respecto a su peso.

Salud de la raza

Aunque por lo general suele tener una larga vida saludable, no hay que pasar por alto que el Bulldog francés, debido a su característica de braquicéfalo, es muy propenso a algunas enfermedades, entre las más comunes y frecuentes se encuentran:

  • Paladar blando elongado,
  • Degeneración de disco intervertebral
  • Hemivértebra canina.

Y Con menor frecuencia también se diagnostican en esta raza: la displasia de cadera, entropión, distiquiasis, luxación patelar, cataratas y sordera.

Cuidados de la raza

Bulldog frances post3

Cepille al Bulldog francés una vez por semana, su pelo es corto y no le quitará mucho tiempo, cepillarlo mantendrá el pelo lustrado y podrá retirar el pelo muerto.

Bañe al Bulldog francés una vez al mes o cuando lo amerite. Procure limpiar suavemente los pliegues en su rostro con alguna toalla humedecida.

Es importante también mantener sus uñas cortas, este mantenimiento puede ejecutarlo cada tres semanas.

Recuerde que las razas braquicéfalas son muy vulnerables al calor y al frío cuando son intensos, preste mucha atención a su mascota en los tiempos de verano e invierno, manteniéndolo en un espacio apropiado de acuerdo a la estación.

No se exceda en la rutina de ejercicios del Bulldog francés, no lo someta a extenuantes paseos, recuerde que por los problemas respiratorios que padece, estabilizar su ritmo es una tarea complicada, lo mejor será sacarlo a pasear a distancias cortas y una cantidad de ejercicio moderado.

Si llega a notar alguna actitud repentina de irritabilidad, terquedad o que el Bulldog francés se vuelve caprichoso, seguramente lo que le está tratando de decir es que pase tiempo con él.

Alimentación del Bulldog Francés

La cantidad adecuada de comida a suministrarle al Bulldog francés dependerá de la etapa en la que esté, si está en su etapa adulto bastará con una ración de 200 a 300 gramos, divídalo en porciones dos veces al día; tenga presente que tiene un estómago sensible.