Saltar al contenido

Perro Salvaje Africano, el no domestico

Perro salvaje africano destacada

Se cree que el perro salvaje africano tiene casi 3 millones de años, fue significativo en la prehistoria de Egipto y es uno de los antepasados del perro domesticado de hoy en día.

Ya que no es un perro en sí mismo; se dice que los intentos de domesticar a este animal increíblemente inteligente, notablemente social y por lo demás completamente indomable, son la razón por la que está a punto de desaparecer de la faz de la tierra.

El perro salvaje africano no es un perro, y como tal no puede ser clasificado dentro de un grupo de perros, sin embargo el American Kennel Club (AKC) ha reconocido este animal a través de estudios, ya que la especie no pertenece al género Canis, sino al Lycaon; aunque tanto los perros como los perros salvajes africanos pertenecen a la familia de los cánidos.

Junto con el AKC hay una gran cantidad de grupos de conservación que pueden proporcionar datos exhaustivos sobre el perro salvaje africano.

Los perros salvajes africanos son carnívoros obligatorios, lo que significa que no solo comen carne, sino que deben comer carne, como tal su propósito en la vida como depredadores es ayudar a prevenir la superpoblación de otras especies.

Uno solo necesita mirar a los humanos para darse cuenta de por qué el perro salvaje africano está en peligro; estos animales de ninguna manera están destinados a ser domesticados y como resultado de la invasión humana en los hábitats del perro salvaje africano, su población está desapareciendo.

Pros

  • Con respecto a la domesticación, no hay “pros”.

Contras

  • Te comerán
  • Se comerán a tus mascotas
  • Atacaran a cualquier posible presa
  • Son intrínsecamente resistentes a los intentos de los humanos de domesticarlos
  • Están en peligro debido a enfermedades que se han mezclado entre ellos desde los intentos de domesticación

Descripción de la raza del perro salvaje africano

Varias contradicciones se ciernen al perro salvaje africano puesto que, es un animal notablemente antiguo pero también casi extinto, es altamente social entre los suyos, pero extremadamente salvaje cuando se trata de humanos.

Perro salvaje africano post1

Este es un animal que no depende del instinto, sino de la inteligencia, los cachorros no nacen con el “conocimiento” de cómo cazar, comunicarse, entre otros; sino que se les enseñan estas cosas y a su vez, se los transmiten a las siguientes generaciones.

Debido a lo anterior, el perro salvaje africano es capaz de evaluar, revaluar y volver a evaluar la caza y la muerte de sus presas, con una tasa de éxito mucho mayor que la de cualquier otro animal (80% en comparación con el 30% del león).

La comunicación es clave para el estilo social del perro salvaje africano. Usando una amplia variedad de sonidos dinámicos, señales visuales y tacto, los animales se comunican de forma rápida, concisa y a menudo discretamente.

Esta especie es conocida por su velocidad y resistencia, mientras que la mayoría de los animales en este planeta pueden ir a grandes velocidades en ráfagas, cortas o largas distancias a velocidades relativamente bajas, el perro salvaje africano puede correr a altas velocidades para distancias muy largas.

Historia de la Raza de Perro Salvaje Africano

El perro salvaje africano ha existido por mucho más tiempo que los perros domesticados, se cree que existió hace casi 3 millones de años, esta fue una de las razas que hace mucho tiempo se apareó con otra especie, tal vez el Dingo o un lobo, para crear perros tal como los conocemos hoy.

Aunque este animal que se conoce con el nombre de perro salvaje africano no es un perro, tampoco es un lobo indicado por su nombre en latín, Lycaon pictus es decir, “lobo pintado” ni una hiena.

Originalmente se pensó que era una hiena cuando en 1820, recibió el nombre de Hyaena picta, y se rectificó unos años más tarde en 1827, cuando pasó a llamarse Lycaon tricolor .

Hay una buena cantidad de arte, mitología y simbología en relación con la historia del perro salvaje africano. Fue representado en el arte que se remonta al período predinástico de Egipto, lo que significa que esta especie fue reconocida informalmente hace más de 5.000 años, se creía que este “perro” representaba el orden, así como una transición de lo salvaje a lo civilizado.

A pesar de su ferocidad, su intento colectivo de mantenerse salvaje, y su amplio rango de viaje a través de regiones inhóspitas, el perro salvaje africano está al borde de la extinción. Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), hay aproximadamente 6,600 de estos perros vivos en la naturaleza, y el número disminuye cada año.

Aspecto físico del perro salvaje africano

Perro salvaje africano post2

A simple vista, la apariencia del perro salvaje africano puede parecerse un poco a la de una hiena o tal vez un zorro con orejas extrañas, esta mezcla única de una especie con su propio género está distanciadamente asociada con la familia de los caninos.

Sin embargo, una inspección más cercana, (que no se recomienda hacer en persona), revelará que este perro es en muchos aspectos como pocos animales.

Usted puede preguntarse, ¿Por qué los perros salvajes africanos tienen orejas grandesesas orejas grandes, redondas y planas que se mantienen casi perpetuamente, ayudan a mantener frescos a los “perros” en los climas cálidos del desierto, las patas delgadas les permiten ser rápidos como un rayo y pueden alcanzar velocidades de 35 millas por hora, incluso a largas distancias.

Tienen menos dientes que la familia de perros con los que se relacionan lejanamente, y su cráneo largo y angosto, que siempre tiene una raya negra y delgada en la cara (desde la frente hasta la nariz), se ha desarrollado en todos los sentidos para servir a un propósito: comer carne.

Al igual que sus dientes, también tienen menos dedos, ya que nunca desarrollaron las garras.

El pelaje es multicolor, corto y áspero, mientras que la cola es larga y tupida.

Colores del perro salvaje africano

Hay dos cosas que deben conocerse cuando se habla de los colores de los perros salvajes africanos: no hay dos de estos perros salvajes que se parezcan, y hay muy pocos colores de pelaje.

Mientras que los colores tienden a ser los mismos con el hocico (negro) y las puntas de la cola (blancas), las piernas tienden a tener la mayor variedad en los patrones; también hay algunas características de color básicas pertenecientes a la región y las subespecies respectivas, uno de esos elementos básicos es el color que exhiben casi todos los perros salvajes africanos:

  • Negro
  • Blanco
  • Amarillo

Donde puede haber la base de un pelaje negro con la variación de una región, otra área puede tener un pelaje amarillo generalmente más claro, siempre habrá también blanco, y generalmente casi siempre un poco de marrón, todo lo que se puede presentar como manchas, rayas y/o espirales.

Tipos de perro salvaje africano

El perro salvaje africano es una especie intrigante que hace mucho tiempo se apareó con otra especie para ayudar a crear los cientos de especies de perros domesticados que conocemos y amamos hoy en día. Sin embargo, el perro salvaje africano es su propio género y especie, y no puede reproducirse fuera de este género/especie, además no es un perro como lo conocemos.

Básicamente hay cinco subespecies o tipos de perros salvajes africanos:

  • El perro salvaje de cabo
  • El perro salvaje de Chad (o perro salvaje de áfrica central)
  • El perro salvaje de áfrica oriental
  • El perro salvaje somalí
  • El perro salvaje de áfrica occidental

La cantidad asombrosa de colores y patrones de pieles sería difícil de discutir, basta decir que aunque hay algunos patrones básicos (como un hocico negro) y hay algunos aspectos comunes respectivos a las regiones geográficas (predominantemente capas negras en el noreste, mientras que en el sur tienen capas más brillantes), además de lo anterior el hecho de que no hay dos perros salvajes africanos que se parezcan y que cada uno de estos perros salvajes tiene un patrón único.

El perro salvaje de somalí es la más pequeña de las cinco variaciones, la variedad de áfrica oriental es un poco más grande (pero aún más pequeña que el tamaño mediano), y el perro salvaje de cabo es el más grande de todos; las otras dos subespecies, los perros salvajes chadianos y de África occidental, son el tamaño medio.

Temperamento del perro salvaje africano

Perro salvaje africano post4

Estos perros salvajes son altamente sociables dentro de sus manadas, siguen estrictos códigos sociales, cuidan mucho a sus crías y siguen a un macho alfa que observa rituales cuando se trata de proteger, cazar y viajar.

Estas no son de ninguna manera una especie domesticada, pero tienden a ser mucho más estructuradas, cívicas y juguetonas entre sí que la mayoría de las personas.

Esto es más obvio en el calor de la matanza, cuando permanecen no agresivos entre sí, incluso cuando literalmente pueden comer vivo a un animal que aún lucha.

La comunicación entre los perros es clave para la supervivencia de una manada, y entre las características del perro salvaje africano están el uso de métodos táctiles y auditivos para comunicarse.

Los perros salvajes africanos viven en manadas de 6 a 20, pero si el número cae por debajo de los seis, los perros restantes tienden a experimentar un problema con la caza.

Si bien todo esto es intrigante, estos no son perros destinados a vivir en cautiverio, y ciertamente no adoptarás uno, y mucho menos una manada en cualquier momento, ya que no solo son ilegales, sino también poco prácticos para domesticar.

Eso significa que serás la próxima comida.

Perro salvaje africano con los niños

Mientras que el perro salvaje africano es notablemente sociable entre los perros de su propia manada, no es un perro para ser domesticado o incluso abordado, lo más probable es que sea ilegal poseer un perro así.

Si se presenta la oportunidad poco probable de tener un perro salvaje africano en su hogar, sin duda pondrá en peligro mortalmente a los niños pequeños y todas las mascotas.

En cuanto al tema de cómo existen en relación con su propia familia de perros salvajes africanos (es decir, la manada) y su descendencia (es decir, cachorros salvajes africanos), tienden a ser mucho más sociales, comprensivos y efectivos que los humanos.

Una manada generalmente tendrá un solo par de perros de apareamiento, y mientras que la madre solo amamantará a los cachorros, todos los perros adultos, macho y hembra compartirán crianza, alimentación y protección de los cachorros.

Las manadas están dominadas por la pareja alfa hasta que la hembra se va para otra manda, cuando la hembra alfa se va, el macho se queda y supervisa el cuidado de los cachorros junto con el resto de la manada.

Cuando se hacen las cacerías, los cachorros tienen prioridad sobre el resto de la manada, incluso los alfas.

Si se pierde un cachorro, toda la manada buscará al cachorro, si un miembro de la manada está enfermo o herido, ese perro será acomodado por la manada, lo más notable es que incluso los perros de edad avanzada permanecen bien alimentados hasta su agonía; si no pueden moverse, se les llevarán alimentos, al igual que se lleva la comida a los cachorros recién nacidos.

Requisitos de vida de la raza

Perro salvaje africano post3

Los perros salvajes africanos como mascotas no son recomendados en absoluto, casi no hay posibilidad de que vivas con uno, y a medida que se mueven en manadas, uno probablemente no sea una opción, se encuentran en peligro de extinción, son peligrosos e ilegales para exportar de su hábitat natural (excepto, tal vez, para zoológicos y ciertos especialistas).

Son totalmente desconfiados de los humanos, y si eliges vivir con ellos en su hábitat natural, enfrentarás una gran cantidad de obstáculos al intentar hacerlo, aunque los perros salvajes africanos son un primo ancestral lejano de los perros domesticados que conocemos hoy en día, simplemente no deben dejarse engañar por ellos.

Salud del perro salvaje africano

Se cree que hay menos de 7.000 perros salvajes africanos en todo el mundo y la invasión de humanos ha hecho mucho para afectar fatalmente la salud general de los perros salvajes africanos (básicamente a través de la rabia).

El intento de domesticar a estos “perros” por humanos mal informados también ha contribuido un poco. Los probióticos que se encuentran en la carne regurgitada que los miembros de su manada, les ayuda a los perros salvajes africanos a formar huesos y cuerpos fuertes, cuando estos cachorros son alimentados por humanos, ese elemento esencial se pierde.

En cuanto al promedio de vida del perro salvaje africano, tiende a ser de unos 10 a 12 años.